Magazine

Inicio Literatura Escritos Relatos Cortos Soy coherente, pero inconsecuente.

Soy coherente, pero inconsecuente.

COMPARTIR
, / 1
Fotógrafa: Laura Rebollo

Fotografía: Laura Rebollo

Me gustan los reyes, pero sólo en los cuentos.

Soy atea,  pero a veces dudo.

No soy materialista, pero me gusta ir de compras.

Soy pacifista, pero lucho.

Me gusta que me despierten con besos, aunque prefiero dormir sola.

Soy amable, pero insoportable.

Soy humilde, pero parezco creída.

Soy de mente abierta, pero no para todos los públicos.

No creo en un amor duradero, creo en un amor verdadero.

Creo en la libre competencia, pero no me gusta competir con nadie.

No sé si soy inteligente o intelectual.

No me gusta pelear, pero tengo enemigos.

No soy rencorosa, pero no sé olvidar.

Soy graciosa, pero suelo estar triste.

Soy tímida, pero no pudorosa.

Me gusta leer, pero no estudiar.

Me gusta escribir, pero me da vergüenza que me lean.

Me gusta hablar por teléfono, pero no que suene.

No quiero globalización, quiero volar en globo.

Creo en la armonía, pero me aburre.

Odio a la gente mala, pero tengo picardía.

Soy provocadora, pero no me provoca serlo.

He roto tabúes, pero no sé cuáles.

No soy rica, pero tengo fortuna.

Soy solitaria, pero odio las ausencias.

Soy coherente, pero inconsecuente.

Tengo principios, pero estoy dispuesta a negociarlos.

Soy frívola, pero profundamente.

Estoy a favor de la vida, pero en contra de los que están a favor de la vida.

No olvido la anatomía, mi corazón es rojo y está en la izquierda.

Predico la tolerancia, pero soy intolerante conmigo.

Hablo inglés, pero prefiero el francés.

Me gusta el arte pero me aburren los museos.

Tengo amor propio salvo cuando me enamoro.

Me llaman rompecorazones, pero el que más rompo es el mío.

Creo en el amor a primera vista, pero soy miope.

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.