magazine

Primera Impresión
, / 0

Primera Impresión

Hay un espacio entre el universo y tú, un vacío inalcanzable que no se ve, que no se halla en ninguna parte, que parte de ninguna parte y abandona los huecos de la justicia, hilando una a una tu inmensidad irrespetuosa, porque encelas al resto de los mortales con tu mera presencia a pesar de la humildad que tu boca infunda.

Da igual la amargura, el miedo, el instante, la distancia, el desamor, el pasado, el futuro… te dejas caer al vacío, solo, libre, infinito… Nada te detiene, no hay “salvos” ni “peros”, no existe el tiempo, ni el “momento justo”, lo adecuado y correcto resbalan y desaparecen cual agujero negro, porque no importa nada más que tu libertad generosa, el mejor “a tu bola” que he podido admirar, la mejor naturaleza sin árboles ni selvas, la mejor cabeza con razón y gamberra, la mejor sonrisa y el mejor cuento.

Conozco tu vacío muy de lejos, pero llenas poco a poco con tu libertad el mío, lleno de preocupaciones estúpidas, un vacío lleno de obstáculos, sin poder saltar sin miedo a chocar con algo duro y me haga llorar de nuevo. Me haces ver que no hay que mirar atrás, que lo de atrás son solo espejos, reflejos de los que soy ahora y nada más, nada más.

Junto a ti quiero inventar dinero, inventar superficies superfluas, inventar historias ficticias, inventar redundancias redundantes, inventar besos exclusivos, inventar la nada en un mundo paralelo, inventar nuestra propia locura, inventar futuros que jamás llegarán, inventar vacíos libres de espacio, inventar contigo tu risa y la mía al unísono. Solo nos queda inventar… lo real nos hace débiles, nos hace efímeros, presos, ahogados, inventemos libres, juntos, libres, de risas, de cuentos… juntos. No quiero nada serio, pero lo quiero todo riendo contigo.

 

Fotografía por: Laura Díaz (Marismas de Cádiz)

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.