magazine

Inicio Imagen Exposiciones Dime qué lees, y te diré quién eres
Dime qué lees, y te diré quién eres
, / 0

Dime qué lees, y te diré quién eres

COMPARTIR

Adri

“La avaricia es sin duda uno de los signos mas indudables de una profunda desdicha”. – Carta al padre

Ana

“Ella no vio cómo llorabas, cómo te abrazabas a mí bajo la lluvia y me decías que me amabas como nunca habías amado a nadie y que, justo por eso, tenías que dejarme, porque nos estábamos haciendo daño, porque era insostenible, porque ya solamente discutíamos, porque estábamos muy lejos del principio, muy lejos de temblar el uno por el otro, de sentir que el mundo era nuestro, que era de los dos”. – La vida imaginaria

Elvi

“Lo que conoces
es tan poco
lo que conoces
de mí
lo que conoces
son mis nubes
son mis silencios
son mis gestos
lo que conoces
es la tristeza
de mi casa vista de afuera
son los postigos de mi tristeza
el llamador de mi tristeza”. – El amor, la mujeres y la vida

Idoia

“La peor parte no fue, curiosamente, cuando estaba enferma del todo, sino cuando era consciente de que algo no funcionaba. Le aterraba recordar que iba a olvidar. Su cabeza viajaba al pasado con mayor frecuencia que nunca, intentaba traer al presente los días de verano y de playa, los días de juventud, de amor, de frío y de abrazos. Los traía para ordenarlos bien arriba en su cerebro, temiendo que lo remoto fuera lo primero que se evaporara”. – El año sin verano

Loli

“La yegua se miró la herida y comprobó que, aparte del dolor, sangraba en abundancia. Al ver a su amo sacó de su corazón energía para llevarle hasta donde él le pidiera”. – El sanador de caballos

Mabel

“Bastián miró el libro. Me gustaría saber- se dijo-, qué pasa realmente en un libro cuando está cerrado. Naturalmente, dentro hay sólo letras impresas sobre el papel, pero sin embargo… Algo debe de pasar, porque cuando lo abro aparece de pronto una historia entera.Para vivirlo hay que leerlo, eso está claro. Pero está dentro ya antes. Me gustaría saber de qué modo.

Se sentó derecho, cogió el libro, lo abrió por la primera página y comenzó a leer”. – La historia interminable

Paula

“La vida es esto, niebla”. – Niebla

Raquel

“Y es que la antigua Yugoslavia estaba llena de domingueros. Los cascos azules españoles los llamaban japoneses porque llegaban, se hacían una foto y se iban lo antes posible. Por Bosnia pasaban de todo pelaje y procedencia: parlamentarios, intelectuales, ministros, presidentes del Gobierno, periodistas con mucha prisa y sopladores de vidrio en general, que a su regreso a la civilización organizaban conciertos de solidaridad, daban conferencias de prensa e incluso escribían libros para explicarle al mundo las claves profundas del conflicto”. – Territorio comanche

Sergio

”El hombre es tan aficionado a los sistemas y a las deducciones abstractas que está dispuesto a falsear deliberadamente la verdad, a negar la evidencia de sus sentidos con el fin de justificar su lógica”. – Apuntes del subsuelo

Thomas

“La libertad es la libertad de decir que dos más dos son cuatro. Si se les ha concedido, todo lo demás sigue” – 1984

 

Fotografía: Lidia Melero

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.