Magazine

Inicio Cultivarte Estación cultural 10 cosas para disfrutar de Madrid en verano
10 cosas para disfrutar de Madrid en verano
, / 0

10 cosas para disfrutar de Madrid en verano

COMPARTIR

Visitar la AZOTEA DEL CIRCULO DE BELLAS ARTES

Las vistas más bonitas de Madrid se esconden en su azotea. Situado en plena Calle Alcalá, los muros del Circulo de Bellas Artes dejan cada tarde que el sol les acaricie de la forma más sutil posible. Románticos, poetas, artistas, es un lugar que sin duda es fuente de inspiración.

 

 Relajarte en AREIA

Las camas, las almohadas, los tatamis, los cojines, los sofás y el ambiente de seda y chill out de esta coctelería-gastrobar de la Calle Hortaleza son el complemento perfecto a uno de los lugares donde se sirven los mejores cócteles de la ciudad, con una de las cartas más extensas de estas bebidas de ambrosía. En Areia el tiempo parece detenerse y ser posible liberar los sentidos para después dejar sitio a las ideas y la creatividad. El espacio te inducirá a un relax en que el placer tiene sabores dulces y afrutados en una carta de cócteles clásicos como el ‘Mojito’, el ‘Manhattan’ o el ‘Mai Tai’, este último preparado con Ron Kraken Premium, Sirope de almendra Orgeat, granadina, piña, naranja y lima, con la combinación más tradicional pero y servido con la personalidad de este ameno y contemporáneo espacio.

Para degustar por completo su personalidad es recomendable pedir el cóctel ‘Sitte’, una joya de la casa, creación de la coctelera Almudena Vázquez, que es parecido al ‘Mojito’ pero con Licor de Cassis, y que ha sido destacado en la ‘World Class de Cócteles’. En fin, si quieres demostrar que el tiempo se puede detener, este es uno de los lugares perfectos.

 

Descubrir el JARDÍN SECRETO DE SALVADOR BACHILLER

Ni el bolso de Mary Poppins escondía un lugar tan idílico. Quizá sea el lugar menos conocido de Madrid, y uno de los que más encanto tiene. Este Jardín Secreto en la azotea de la tienda Salvador Bachiller sacado de un cuento de hadas te hará olvidar que estás en plena Calle Montera, y en pleno centro de Madrid colindando con una de las grandes arterias de la capital, la Gran Vía y su bullicioso tráfico. Su encanto, lo guarda el secretismo, y lo hace especial por ser uno de los lugares menos turísticos del centro de Madrid. Así que, si quieres impresionar, como cuando sólo tú conocías a Ed Sheeran, no dudes en investigar los pasadizos de la tienda de Salvador Bachiller, y dejarte sorprender por ésta azotea.

 

Encontrarte en MÜR CAFÉ

Escondido en la Plaza de Cristino Martos en pleno centro de Madrid, quizá guarde uno de los mejores secretos de la capital. Se trata de un diálogo entre tradición y vanguardia. ¿Qué hay más antiguo que un desayuno, qué hay más moderno que un Brunch? Mür Café ofrece quizá el que sea uno de las mejores combinaciones de la ciudad. Y hablando de combinaciones, ¿por qué no juntar uno de los cócteles de moda con un paladar goloso y hacer un Gin&Cake?

Conversando con sus amables baristas y camareros uno se empieza a dar cuenta de que los rincones que guardan su esencia son aquellos que no se dejan llevar por el dinero rápido y siguen teniendo ese valor artesanal de las cosas. Pan casero, bollería sacada del mismo París, mermeladas artesanales, tartas que quedan tan bien en las vitrinas pero mejor en el paladar. En definitiva, uno de los mejores sitios del centro para hacer un diamante del desayuno.

 

Pasear por el TEMPLO DE DEBOD

El terreno del Templo de Debod es suelo egipcio en pleno centro de Madrid. Cedido por Egipto a España es una de las maravillas que esconde la ciudad y que nos invita a contemplar el mejor atardecer de Madrid sobre la casa de campo, con un toque exótico con el que dejar la mente en blanco.

 

Tener una cita en LA CENTRAL DE CALLAO

Amantes de los libros, bibliófilos, olvidaos de multiespacios comerciales, ésta librería conocida ya en Barcelona, guarda en forma de palacio, una suculenta oferta de libros más allá de Best Sellers y nombres archi-conocidos, para ampliar el panorama artístico de muchos ciudadanos de la capital y acercarnos de mejor forma al universo cultural. La Central de Callao se encuentra en la Calle Postigo de San Martín, con tres plantas donde perderse, preciosos techos, moderna arquitectura que conserva sus magníficas puertas, y detalles. Cuenta también con un espacio de conciertos en acústico y distintos eventos culturales, además del restaurante ‘El Bistró’ donde viajar también con su carta y tu paladar, y donde podrás hacer de los libros y la gastronomía, un collage del que sin duda no te dejará indiferente. Recomendable el menú diario, o las especialidades de la cerveza zaragozana ‘Ambar’, el desayuno a elegir entre bollería o tostada y amanecer aquí con un café bien servido y un libro bajo el brazo. ¿Se puede pedir algo más para tener una muy buena cita con la cultura?

 

Subir al MIRADOR CENTROCENTRO

De Madrid al cielo, y por qué no desde su ayuntamiento. En el top de vistas de Madrid, de lugares para contemplar un gran atardecer, tomarse una caña bien tirada, y en eso de la moda por las azoteas vanguardistas, se encuentra el Mirador del CentroCentro en el Palacio de Cibeles, antiguo Edificio de Correos y ahora Ayuntamiento de Madrid. La pasada celebración del Orgullo Gay 2015 lucía orgulloso la bandera LGTB, e inundó la capital con sus colores. Ejemplo para muchos, desde este lugar se contempla la emblemática Fuente de Cibeles desde una nueva perspectiva. Tomarse una cerveza bien fresquita en la tardes calurosas del verano, o dejarse llevar por sus cócteles sin duda es un buen plan para combatir el que Madrid no tenga playa. Vale no, pero tiene las mejores azoteas.

Fotografías de Lucía Pérez Olavarría

 

 Probar LA ROMANA

Un trocito de Italia traído a Madrid dentro de una heladería con una elegante imagen de pequeño palacio moderno de cristal donde encontrar delicias para el sentido del gusto. La Romana está a 15 minutos en Metro del centro de Madrid, en el Paseo de la Habana, cerca de Nuevos Ministerios y Santiago Bernabéu, y es el lugar perfecto para endulzarnos los días con tartas, cafés y unos de los mejores helados de la ciudad, preparados de forma artesanal en todas sus combinaciones y con productos biológicos y traídos directamente desde la península itálica. La multitud de sabores que puedes encontrar en sus helados son pura poesía para el paladar y no puedes dejar de probar sabores como su Tiramisú, Pistacho o Avellana, pero también otros con nombres más singulares como La Galleta de la Abuela.

De este pequeño viaje goloso a la Italia de los helados cabe la posibilidad de regresar extremadamente feliz y querer repetir el viaje innumerables veces más. Y es que, también, por si le faltaba encanto hasta en los pequeños detalles, no sólo sus helados son tan adictivos como los buenos poemas y sino que todo su espacio está hecho con materiales reciclados.

 

Dejarte llevar por EL PARQUE DEL RETIRO

Retirarse de los ruidos de la ciudad, por eso debieron llamarlo así. Y es que el llamado Central Park de Madrid, es uno de los mejores sitios en los que olvidar el bullicio de la ciudad, coger una barca y dejar pasar la tarde en el estanque mientras el sol morenea tu piel. Pero lo mejor de éste sitio no es el turismo que se pueda hacer en él, si no descubrir sus rincones, como la plaza de la concha, el palacio de cristal, y sobre todo la cantidad de artistas que todos los días encuentran inspiración en las esquinas de este parque.

 

Conocer ALEATORIO BAR

Hablar de cosas aleatorias no es hablar de Aleatorio Bar porque aquí vamos muy decididos. El garito de la Calle Ruiz con más poesía de Madrid, y nos atrevemos a aventurar que también el espacio que, como La Residencia de Estudiantes de Madrid o El Gran Café de París, dará luz a grandes artistas y poetas y será conocido en un futuro por ser “el lugar donde uno de los grandes pasó a recitar”.

Se dice últimamente que la poesía está en auge, y que Madrid es una de las ciudades con mayor movimiento poético de las nuevas generaciones, y no nos cabe duda al acudir un viernes por la noche a Aleatorio Bar a tomar una ‘Mahou’ dejando la poesía, o la magia, entrar por los oídos. Si no tienes plan para el fin de semana, el arte corre por las paredes de éste bar aleatorio, y qué mejor que combatir el calor madrileño empapados de poesía.

 

Fotografía: Lidia Melero

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.