Magazine

Quédate

COMPARTIR
, / 0

Quizás no sea lo más sano, pero en ocasiones, se me da por volver a esas antiguas vías férreas, por las que hace unos años, el tren te raptó en favor de tu voluntad y me hizo pasar a peor vida.
Recuerdo correr por el andén, buscándote, esperando que las palabras que mil veces había ensayado, actuasen de jaula.
Qué equivocado estaba.
Al llegar a tu ventanilla fue fácil por fin descifrar esa mirada de la que tantas veces había huido por no acabar teniendo esa conversación que tarde o temprano nos llevaría hasta este escenario.
“Quédate”, te decía a través del cristal, mientras el tren avanzaba y mis pasos aceleraban cada vez más.
No me oías.
“Quédate!!!”
No me entendías.
“QUÉDATE!!!”
No me creías…
Entonces vi nacer una lágrima en tus inmensos ojos marrones,
Y antes de que tocasen el vicio de tus labios,
el tren, a pesar de mi lucha, ya me superaba en ganas.
Y ahí me quedé, clavado en el andén, viendo como ese tren te llevaba lejos, impulsado por el carbón que corría por mis venas.
Carbón,
el cual juro que era amor.
Pero fallo mío, a pesar de tus advertencias,
no haberlo incendiado,
cuando después de sudarnos,

tan sólo necesitabas de mi un “te quiero”,

en lugar de un “hasta luego”.

IMG_8455

Ella: Uxía | Fotografía y texto: Socram Photo&Phobia

 

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.