Magazine

Volver y Volver
, / 9 0

Volver y Volver

COMPARTIR
No siempre somos lo mismo

Volvemos de allá de donde nacimos y de allá de donde venimos, plantando nuestra imagen en la semejanza de los recuerdos constantes de huidas sin recelos.

Y volvemos a volver, incluso cuando vamos, cuando despedimos con abrazos la vuelta a nuestra otra casa.

Volvemos con la magia que hace que pensemos en el ayer como algo extraordinario, esa fantasía que crece entre nuestras conexiones neuronales y abandonan la razón por mucho que no creamos en el poder del alma; y la ciencia aparece en otra parte que no alcanzamos a entender, porque no tiene sentido alguno volver y volver sin nuestros hallazgos. En tal caso, los amores y penas perderían su sentimiento irracional entre los momentos de máxima explosividad etérea y liviana que se elevan desde todo nuestro cuerpo en forma de vida.

Y no paramos de volver a volver, desde aquél lugar que nos enseñó a huir y que tanto hizo que fuéramos felices en los instantes que, en el futuro, nos van a importar verdaderamente. Porque, sin saberlo, somos errantes que sin más olvidamos con el juego del maravilloso tiempo y, aún así, seguimos huyendo por esa vasta necesidad de querer llegar a alguna parte donde nos sintamos sin la constante urgencia de alejarnos.

Corremos hacia ese lugar que es nuestra meta, hacia donde nos dijeron que teníamos que ir, el engaño que recapacita nuestro ser y lo pone en alerta roja con el paso efímero de los años. Y, entonces, volvemos a volver, a olvidar y a aprender en base a ese olvido, a conocernos, a empezar de cero, a florecer en lo que somos -que no siempre somos lo mismo-, a despertarnos, a trasladarnos… Viajamos con nosotros a cuestas; conocemos esos lugares que creímos paraísos, volamos entre nubes hechas de sueños, plantamos los pies en miles de tierras, en miles de senderos y, por más que caminemos, lo que tiene un valor inmensamente real, es que siempre tendremos UN lugar a donde ir, donde permanecer y, sobre todo, donde volver a volver.

A todos los viajantes, a todos los que buscan y saben dónde encontrar, a todos los que entienden esto de vivir

Fotografía: Marina Crovetto (Bath, Inglaterra)

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.