Magazine

Geiko

COMPARTIR
, / 0

memorias2 1memorias memorias-de-una-geisha

(…) Sayuri tenía claro que prefería dictar sus memorias a escribirlas ella misma, porque, como me explicó, estaba tan acostumbrada a hablar cara a cara que no sabría qué hacer si no hubiera nadie escuchándola en la habitación. Yo acepté, y el manuscrito me fue dictado en el transcurso de dieciocho meses. Hasta que no empecé a preocuparme por cómo traducir todos sus matices, no fui plenamente consciente del dialecto de Kioto que empleaba Sayuri – en el que las geishas se llaman geiko, y los kimonos, obebe-. Pero desde el principio me dejé arrastrar a su mundo… – (Memorias de una geisha, Arthur Golden)

Ilustración: © Bett

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.