magazine

La Nada
, / 0

La Nada

COMPARTIR

Di tanto por tantos, chico
He perdido el recuerdo hundida en naufragios
He jugado con la muerte en el puente donde escribo
He amado y dolió tanto, que no creo saber volver a sentir lo mismo

Nunca necesité de mierdas que alteraran mis mecanismos
ya que multiplican por mil
la extrema sensibilidad con la que ya nací
y me provoca constantes vacíos

No espero nada de nadie
tan solo al karma y su recompensa
¿crees saber algo de mi?
Conoces mi cuerpo
no mis laberintos
no mis rejas

Decido qué cara mostrarte
dependiendo del momento
de tus actos
de tu forma de mirarme
de quién seas

Puedo marcharme en cualquier instante
tengo la bendición y el castigo eterno
de no estar ligada a nada
ni a nadie.

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.