Magazine

Amor.
, / 9 0

Amor.

COMPARTIR

Hay un ateo en el límite que separa este mundo con el siguiente
suplicando por la señal
que le haga creer más allá de su razón

Hay un ángel observando sus latidos mientras se rinden
susurrándole sin sentido
en la esquina de la habitación

Hay un espacio vacío en la cama
más sonoro que el tic tac del reloj

y una carta disfrazada de arma
temblando de frío en el suelo
inyectada en sangre y adiós

con el cuchillo
siendo firmante y testigo de la sentencia
en ese último renglón.

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.