Magazine

Inicio Literatura Correspondencia célebre Correspondencia célebre: De Edith Piaf a Marcel Cerdan

Correspondencia célebre: De Edith Piaf a Marcel Cerdan

COMPARTIR
, / 1 0

correspondencia_dafy-magazine_plantilla_ok

3 de Junio de 1949

¡Tú, mi amor! ¡Qué hermosa carta que recibí esta mañana! Nunca escribiste nada que me tocase tanto. Sabes que si tú eres feliz porque te amo, confía en mí, yo me siento orgulloso de estar contigo. Tú si eres maravilloso, tienes el genio de un boxeador, pero no la mentalidad. Tienes un alma tan hermosa. Oh cariño, sabes que desde que te conocí, ¡cuánto he cambiado! Si tuviera aún alguna maldad en mi mente, tú la matas. Ya no puede ser nada malo. Así que te admiro, admiro al hombre que eres, mi querido. No sabes todo lo que ha sucedido dentro de mí desde que empezaste a amarme. Tráeme a Dios, que no lo prefiero, pues te tengo a ti, y tienes su sencillez y su grandeza moral. Eso es lo que quiero ser, completamente digno de tu amor. Querido, si supieras, oh sí, si supieras cuánto te amo. Nunca encuentro nada lo suficientemente bueno para ti. Todos los que te hacen algo malo, los odio, “yo, que nunca nadie odiaba”. Te veo rico y feliz. Y en esa felicidad, créeme, haría cualquier cosa por ti. Te amaré, no importa cómo, incluso asesina. Oh sí, soy capaz, si un día estás en problemas, hacerlo todo por ti. Todo te lo dejo a ti, haría hasta lo imposible si tan solo saliera de tu boca una petición, ¡absolutamente cualquier cosa por ti! ¿Cómo estás físicamente? ¿Y moralmente?

Te esperaré, y te mando mi amor para que regreses sabiendo cuánto te amo. Soy todo cuánto amas. Te amo, y soy tuya, para siempre si quieres. Recuerdos a Jo y a tu hermano.  Besos, mi amor, voy a hacer lo que quieres que haga.

Eres mi vida, mi aliento, eres todo, todo.

Te quiero. Mío.

Edith Piaf.

Vía: Des Lettres.

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.