Añoranza

Conocemos la añoranza,
esa intranquilidad del alma,
que agota, que engaña,
que retuerce la mente
y la hace inasible.

Vulnerable a los gestos
y a cualquier mirada,
que de nada hablan
y montaña se crece
cual planta recién rociada
en la mejor de las primaveras.

Esa añoranza que tienta al juego,
a querer olvidar, a desconfiar.
Esa añoranza que nubla
y transfiere al dolor tan falso,
como un mago,
el mejor de magia cercana
que con sus manos te lleva
a su terreno deseado.

Añoranza
que quema la piel y la funde,
la hace líquida
bañando el cuerpo en plata
que se adapta a esos sentimientos
de olvido y recuerdo,
-encontrados-,
de querer y odiar,
meandro de contradicción,
esa añoranza…
que si controlas eres fuertes y si la sigues…
para siempre te acompaña.

Añoranza:
olvidar lo que no puedes
y querer lo que te mata.

 

Fotografía: Mundaka, País Vasco – Septiembre 2015 (Por Marina Crovetto)

COMPARTIR EN:

Marina Crovetto

Marina Crovetto

En mí podrás encontrar escritos simples y complicados, poesía, cuentos y microcuentos. La brevedad a veces lo es todo, como una fotografía que resume un largo viaje.

Sigue la cultura

Suscríbete a nuestra newsletter para estar a la última en las noticias culturales de dafy.magazine

logo_iso_dafy_magazine_2022

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más entradas

Arte

MIRADAS SELLADAS

«Miradas Selladas» es la nueva colección de «Cosas Encontradas en Cajas de Cartón», esos dibujos «olvidados y recuperados» de los

Leer más »
Arte

El mendigo

Vagabundo desorientado. Caminas tambaleándote en dirección a la puerta del próximo supermercado. Traicionas la entrada de éste en el que

Leer más »
Arte

Geiko

  (…) Sayuri tenía claro que prefería dictar sus memorias a escribirlas ella misma, porque, como me explicó, estaba tan

Leer más »