La chica de la caja torácica de música

Solamente coincidíamos en una cosa:
Yo estaba mudándome
a otra piel.
-en realidad
estaba arrancándomela a mordiscos esperándote,
donde esperan los que desesperan.-
Y tú,
tenías frío con sabor a muerte y  buscabas una sábana humana.

Habría tocado el piano
de tus costillas,
con tal de haber sentido tus huesos,
y haberte acariciado el caparazón.
Pero por rabia,
huí hacia ningun-lado.
Como hormiga desorientada.

Tenías una caja torácica,
de música.
Que reproducía en estéreo
los mejores éxitos de corazones rotos.
Que si la acariciabas
como si tuvieses ganas de acabar lijado, hacía aparecer una bailarina.
Que no bailaba.
Que se sentaba en unas escaleras
y se hacía trenzas de dolor,
esperándote,
donde esperan los que desesperan,
a que volvieses
a ser quien eras
en un principio:
Un precipicio donde vivir
cuando decía querer el suicidio.

Autor del poema: Lev Bourbon.

Blog del autor: Desierto de Lágrimas.

COMPARTIR EN:

dafy. magazine

dafy. magazine

Pantalla hacia el mundo de la cultura underground. cultura • tendencias • arte • dance • geek • sociedad • creatividad

Sigue la cultura

Suscríbete a nuestra newsletter para estar a la última en las noticias culturales de dafy.magazine

logo_iso_dafy_magazine_2022

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más entradas

Arte

Sombras

Hacer del ataúd nuestro lecho, eso me decías. La verdad sea dicha, siempre fuiste un poco macabra. Hacías de lo

Leer más »
Cultivarte

La Gran Belleza

“Termina siempre así con la muerte, pero antes hubo vida, escondida debajo, bla bla bla, y todo sedimentado bajo los

Leer más »