Magazine

Inicio Cultivarte Into the Woods
Into the Woods
, / 0

Into the Woods

Una reflexión de Disney sobre los cuentos populares

Un espléndido y renovado Disney nos ha regalado éste año uno de los mejores relatos adulto-infantiles. La empresa durante sus últimas producciones ya había arriesgado por una ética mucho más renovada y contemporánea. Sorprendidos por ese balance entre el bien y el mal en Maléfica (ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos) y lo mejor, el origen del mal tiene justificación y no es gratuito.

 Con éste film se ponen en juego varias temáticas que me parecen de lo más oportunas: Una revisión del cuento popular y de los relatos con los que nos hemos criado, el papel indispensable de la infancia y el legado que nos dejan nuestros padres, y una puesta en escena musical que sintetiza lo mejor del cine y de la posmodernidad.

Into the Woods Film

Fotograma Into the woods- 1

En un ensayo sobre Estéticas del Reciclaje, hablaba sobre el fin de los grandes relatos y de la reinterpretación de todo lo que lleve la etiqueta arte. Estamos en ese momento de cuestionar todo, de reescribir, y de recomponer. Into the Woods tomando de base los relatos populares con los que hemos crecido y en los que hemos sido educados, se reestructuran, se articulan en una narrativa que los pone todos en juego alrededor del bosque.

Los cuentos tampoco son baladís, sino que cada uno tiene su por qué. En éste caso se nos presente a una Cenicienta, que ya no necesita del príncipe, a una Caperucita inocente y desamparada, al ingenio de un niño que no le mueve la avaricia en el cuento de las habichuelas mágicas, y a una Rapunzel que se revela contra la tiranía de su madre y que se da cuenta de que el origen de su belleza no es su pelo; y otras historias que se van entrelazando para decirnos que los cuentos no son siempre lo que parecen, que la realidad es mucho más dura y cruel.

Fotograma Into the woods -2

Fotograma Into the woods -2

Con una espléndida canción final el mensaje queda claro: hay que tener cuidado con lo que le contamos a los niños, que ellos siempre están escuchando y aprenden de ello. Y por meternos un poco en terreno filosófico, más que nada para comprender el por qué (tarea casi imprescindible en el cine y en la filosofía) esa revisión del cuento, viene de la mano de desmitificar la ideología que viene enmascarada bajo ella, y es que si nos parásemos a pensar, los cuentos populares tienen mucho que decir en cuanto a la forma en la que pensamos el mundo. Por ello, Disney, dentro de ese ejercicio posmoderno, nos advierte: cuidado, no todo lo que lees lleva dentro una verdad, la escritura es un acto de silencio y ocultamiento, camino que sigue muy de cerca la ideología. Y además los cuentos, sirven para educar a los niños ¿qué esperas de una sociedad que relata como la belleza es más importante que el interior, o que la mujer queda siempre en segundo plano al aparecer un príncipe que te despierta de la muerte con un beso?

Fotograma Into the woods -3

Fotograma Into the woods -3

Con una perfecta puesta en escena, muy en la línea romántica-fantástica que agrupa los relatos Into the Woods, y con un espléndido musical, que sigue la estela que dejaron algunos como Los Miserables, creo que es una película que tanto adultos como niños deberíamos ver.

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.