magazine

Inicio Cultivarte Estación cultural El primer beso fílmico
El primer beso fílmico
, / 0

El primer beso fílmico

Apuntes sobre la sexualidad en Muybridge

La invención del cine sin duda debe tomar como precursora a la fotografía, así como la fotografía a las cámaras oscuras cuya aparición se remonta según algunas fuentes [1] a los siglos V y IV a.c. con nombres de la talla de Aristóteles. Pero sin duda a los dos nombres a los que debemos hacer honor aquí hoy son Joseph Nicéphore Niépce padre de la fotografía, y a Eadweard Muybridge precursor del cinematógrafo.

En 1826 Niépce reveló su primera fotografía una vista desde su ventana en Le Gras.

The Window at Le Gras- Niepce

The Window at Le Gras- Niepce

En 1873 y tras una apuesta con el exgobernador del estado de California sobre si los caballos en plena carrera se mantenían en un instante en el aire. Muybridge hizo sus tomas con aquel invento llamado zoopraxiscopio y consiguió revelar que, efectivamente, los caballos en plena carrera en un punto se mantienen sin pisar el suelo.

De ahí y de la sucesión de fotogramas captados (actualmente se utilizan unos 24 fotogramas por segundo) salió ese maravilloso invento del que ya es imposible imaginarse ni la vida ni la ficción.

Le galop de Daisy - Muybridge

Le galop de Daisy – Muybridge

Muybridge siguió captando el movimiento, y la anatomía tanto animal como humana. Y si esperabais que el primer beso filmado de la historia iba a ser el famosos beso de Escarlata Ohara y Rhett en Lo que el viento se llevó, o para los más cinéfilos en alguna estación digna de ser capturada por los Hermanos Lumiére, o de la mano de la Industria por excelencia que es Hollywood, no. Mucho antes y mucho más sorprendente fue el beso que captó éste genio de la fotografía entre dos mujeres.

Muchas son las reflexiones que surgen a raíz del propósito de Muybridge, después incluso de los rumores de que él mismo asesinó al amante de su mujer. Cada uno que saque sus conjeturas, el caso es que la Historia del Arte está impregnada de rostros, desnudos, éxtasis femeninos, llegando a hacerse teorías sobre la belleza y representación de la mujer en nuestra Historia.

Quizá Muybridge quiso dejar un apunte sobre la libre sexualidad, o sobre lo estético de la belleza femenina. Lo que está claro es que luego por mucho que industria ideológicas se encarguen de hacer un muro de tabúes, el Arte está empapado de feminidad.

Plate 444- Muybridge

Plate 444- Muybridge

 

[1] Robert E. Krebs (2004). Groundbreaking Scientific Experiments, Inventions, and Discoveries of the Middle Ages and the Renaissance. Greenwood Publishing Group. ISBN 0-3133-2433-6.

 

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.