Magazine

La Contrariedad
, / 0

La Contrariedad

COMPARTIR
La contrariedad es sinónimo de libertad

Virgen como rosa blanca
con espinas inmaduras que aun no dañan.
Así era ella,
alga de mar flotante en tierra firme,
sagrada y transparente con una pizca de azul y verde,
oxígeno y nitrógeno que vuelan en el aire de nadie,
allí está ella,
dentro de cada átomo que Leucipo decidió que existiera,
sin dioses iluminados, sin religión ni guerras,
solo hay paz, silencio, introspección allegada,
sin importar la nada e importando todo a la par,
porque hay sintonía donde ella está,
hay amor y equilibrio, sabiduría y comprensión.
Bruma en la noche que adorna los campos y ciudades,
sin prohibición alguna por dónde circular,
con perfección absoluta sin que nadie la consiga mirar
¡y muy pocos la miran a pesar de su hermosura!
Pasea brillante de luz en luz posándose en cada pupila,
pero la ignoran.
Allí esta ella,
libre habitante sin habitar en ninguna parte
y en todas partes.
Lo que hace que la vida crezca y criterio tenga.
La opinión que curiosa tienta.

 

Fotografía: Marina Crovetto (Chef Chouen, Marruecos)

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.