Intensidad es Vessels

La noche tardó en arrancar, en todos los sentidos. La puesta a punto final del concierto hizo que las puertas de Siroco abriesen con cierta demora. El público abarroto el espacio en escasos minutos pues llevaba tiempo agolpado en la puerta a la espera. Sobre las 22:30 el grupo británico hacía su aparición en el escenario y comenzaba el directo de manera tímida y sosegada. Oscuridad casi total en la sala, solo rota por la luz de la barra y pequeños destellos en el escenario. Aún no sabíamos que sería preludio de un implacable crecimiento evolutivo de todo el setlist. El directo de Vessels no solo creció en intensidad y ejecución a lo largo del concierto, también lo hizo visualmente. Las sorpresas estaban ocultas y según iba avanzando el show iban apareciendo por momentos nuevas iluminaciones en forma de Leds o estrobos que acompañaron a la perfección el desarrollo sónico del grupo.

En lo musical, comienzo oscuro que dio paso rápidamente a una de las piezas más reconocibles de ‘The Great Distraction’, reciente LP de los ingleses. Sonaba ‘Deflect the Light’, tal vez el registro más mainstream del grupo y que además no terminó de calentar lo suficiente al público pues la maquina todavía no estaba del todo engrasada. Debieron pasar unos 15 minutos de show para que Vessels comenzase a sonar al 100% de su capacidad, pero la espera mereció la pena. Los primeros pases por ‘Dilate’, anterior álbum (2015) dieron en la tecla. ‘Elliptic’ aportó a la sala la temperatura perfecta, el público ya estaba disfrutando, mientras sonó también ‘Echo In’. La ascensión continuaba su curso y llegaba a momentos de clímax con una interpretación de ‘Mobilise’ con rasgos de Punk y Techno a partes iguales, dando paso a su versión más preciada, la particular interpretación del ‘The Sky Was Pink’, obra original de Nathan Fake, que ofreció a sus seguidores el combustible que esperaban. La iluminación era hipnótica, la progresión musical más aún, y poco a poco, sin darnos cuenta fuimos agotando el concierto, hasta el punto de quedarnos todos con ganas de más. Ovación, gracias reiteradas del grupo y un pequeño bis para disfrute de todo el personal. Con ‘4AM’ cerraron el show de la manera más épica y emotiva posible. Irse con ganas de más está bien, mañana es viernes. Una reivindicación: ¡Queremos a Vessels en Sónar!

The Sky Was Pink:

COMPARTIR EN:

Mia Salicio

Mia Salicio

Música, tendencias y cultura. Redactora de actualidad musical y reportera de nuevos sonidos, bandas emergentes y nuevas tendencias musicales. | DAFY.Magazine

Sigue la cultura

Suscríbete a nuestra newsletter para estar a la última en las noticias culturales de dafy.magazine

logo_iso_dafy_magazine_2022

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más entradas

Arte

Viajes

Cuando algún día me pregunten si en mis viajes por el mundo tuve la oportunidad de visitar parajes idílicos, les

Leer más »
Arte

Magia

Lo cierto es que el lugar continúa todavía bajo la influencia de alguna fuerza mágica, que domina las mentes de

Leer más »