Lo asumo

Lo sé.

Asumo la responsabilidad de la herida.

La culpa fue mía por atar los cordones antes de subirte el pantalón.
Por coser con prisas el remiendo que hicimos aquella noche.
Por no saber ver en aquella oscuridad y no atinar en ninguna de tus cicatrices.

Qué voy a saber yo de curar heridas,
si aún me sangra el recuerdo.

Dejé las facturas sin pagar, el grifo del invierno abierto y el amor sin hacer.
Como quien se asoma a un puente y ve reflejado un cadáver sobre el río.

La muerte es el sumidero de la vida,
Y yo ya voy sin frenos.

Lo sé.

Asumo la responsabilidad del caos.

Del ruido sordo que produce el portazo cuando lo esperas y al otro lado sólo escuchas pasos

(Que se alejan)

deojando muda a la nostalgia, somnolienta a la almohada,
Desbandados a todos los pájaros que anidaban en mi cabeza.

Como si vivir de por sí
no fuera suficiente.

Ahora recojo el silencio inerte,
Ahogo el vacío entre los dedos,
Aprieto fuerte,

Se me escurre entre los huecos
El tiempo muerto
El amor ausente.

Jamás aprendí a perder,
por eso dejé de buscarte.

COMPARTIR EN:

Moisés Pérez

Moisés Pérez

Nunca sé si he pasado por un sitio dos veces. Es un problema con los recuerdos, con mi memoria a largo plazo. Lo que escribo es tan tuyo como mío. Pero más de ella que nuestro. Mi poemario Valkiria (Lapsus Calami 2015), lo corrobora.

Sigue la cultura

Suscríbete a nuestra newsletter para estar a la última en las noticias culturales de dafy.magazine

logo_iso_dafy_magazine_2022

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más entradas

Arte

Magia

«Lo cierto es que el lugar continúa todavía bajo la influencia de alguna fuerza mágica, que domina las mentes de

Leer más »